Viajes

Una excursión primaveral en la montaña: los lagos de Juclar en Andorra

Pin
Send
Share
Send


La primavera es explosión, naturaleza en estado puro y una época sensacional para descubrir las montañas en su momento de esplendor. En esta época del año la nieve empieza a fundirse, el hielo sobre los lagos se rompe en capas y el renacer de la vegetación y flora ofrece un espectáculo visual que no podemos perdernos.

Muchas cordilleras cercanas a nuestra casa pueden acercarnos a una experiencia similar. A modo de ejemplo, en el Pirineo existen multitud de travesías entre altos picos y lagos donde podremos contemplar ese proceso de climas en contraste que la naturaleza experimenta en primavera. Un buen lugar para ello son los lagos de Juclar en Andorra.

Realizé este trekking en mayo hace un par de años y ahora que nos encontramos ya en primavera merece la pena recordarlo para añadirlo nuevamente en mi propia cesta de compra online para los próximos fines de semana.

El precioso contraste de la primavera

Los lagos de Juclar se encuentran en el noreste de Andorra y ofrece una espléndida jornada de senderismo para todo tipo de practicantes. Hay paredes para expertos y también excursiones para ir fácilmente con los niños o con toda la familia.

La ruta que relato a continuación no requiere un nivel físico destacable. La zona merece mucho la pena especialmente porque no está tan saturada como otras zonas más conocidas de Andorra y por la inexistencia de pistas de ski en las laderas de sus montañas.

Salí a las 6 de la mañana de Barcelona en dirección Andorra. El tráfico estaba bien despejado y la única razón por la que llegué en más de tres horas fue por las prestaciones del Peugeot 205 cosecha del 89 que tengo el orgullo de conducir. Dejé el coche en el parking habilitado en el puente de la Baladosa donde apenas había un par de coches estacionados. Con la mochila en la espalda empecé a abrir vía siguiendo la pista marcada que lleva al refugio de Juclar.

Refugio no guardado de Juclar

Pin
Send
Share
Send