Viajes

Sucia, gris… cálida, intensa, latina… ¡Vive Maputo!

Pin
Send
Share
Send


La Estación central de tren de Maputo. Bonito por fuera pero nada espectacular dentro

La mayoría de la gente que visita Mozambique -que no es mucha- pasa el mínimo tiempo posible en su capital, Maputo. Yo, para llevar la contraria, me quedé un fin de semana y me sentí con ganas de más.

La capital de Mozambique tiene la mala fama de ser una ciudad sucia, peligrosa y poco interesante. Hay algo de cierto en todo esto pero, si sabéis dónde buscar y dependiendo de lo que os guste encontrar en vuestros viajes, también tiene muchas cosas interesantes que ofrecer.

Normalmente, alguien que decide viajar por un país como Mozambique no está buscando el orden, limpieza, belleza arquitectónica y edificios cuidados. Si vienes a Mozambique -y casi toda África en general- debes ser alguien que está buscando aventura, una cultura diferente y, como todo buen viajero, estás abierto a adaptarte a lo que te vas a encontrar.

Yo llegué a Maputo procedente de Nelspruit, una de las entradas al famoso parque Kruger sudafricano. Recuerdo que los suburbios de la ciudad me parecieron enormes. Filas interminables de gente iban de aquí para allá en una tarde de viernes en la que volvían a casa después del trabajo. Hicimos una parada en un mercado de las afueras y el caos era desmesurado.

Sin embargo por el centro la cosa era muy distinta.

El mercado de artesanía de Maputo

Las estructuras de casuchas aquí y allá dejan paso a edificios de varias alturas que alojan a las empresas más importantes de la ciudad y expatriados. Aquí encontraremos supermercados de corte europeo (con precios europeos también), restaurantes de precio medio-alto y zonas de bares donde pasarlo bien. La mayoría de los extranjeros que viven en Maputo son europeos -donde los portugueses son mayoría- y hacen vida por esta zona.

Esa misma noche salí a cenar algo con gente extranjera que estaba alojada en mi hostal y el pánico les pudo en cuanto acabamos la cena. Aduciendo cansancio, todo el mundo decidió no arriesgarse a conocer la vida nocturna de, la que dicen, es una de las mejores ciudades para irte de fiesta en todo el Sur de África. Yo hice un buen equipo con Ronald -el chaval de Zimbabwe con el que había viajado desde Nelspruit- y decidimos investigar los bares de Maputo.

Fue un éxito sin parangón. Los mozambiqueños son como los brasileños de África: no hay, en todo el continente, nadie que les gane a la hora de disfrutar de una buena fiesta. Son calientes, amables y rápidos para entablar amistad. Y bailan como diosas y dioses.

Comenzamos tomándonos un par de cervezas en el restaurante donde habíamos cenado. Se llama Mimo's, una pizzeria de precios más bien altos en la Avenida 24 de Julio. Sin saber hacia dónde ir, Ronald y yo comenzamos a seguir la 24 de Julio, una de las arterias principales de la ciudad.

Con mi amigo de Zimbabwe Ronald y su amigo Jeff y Leila y su amiga alemana de fiesta

Pin
Send
Share
Send