Viajes

Visita a Trieste en un día

Pin
Send
Share
Send



Mi visita a Trieste se debía a la inauguración del Crucero Costa Favolosa. Durante la noche tuve el placer de estrenar camarote y por la mañana desayuné en el barco y me dispuse a visitar la ciudad de Trieste.

Andaba provisto con un mapa y desde el piso undécimo del barco pude observar que Trieste mira al mar y se encarama sobre un pequeño monte. A primera vista, el centro de la ciudad parecía fácil de abarcar.

Vistas al crucero desde el castillo de San Giusto

Al salir del muelle me sorprendió ver que el crucero había amarrado justo enfrente de la plaza principal del pueblo. Parecía mentira que un gigante como el Costa Favolosa con sus 11 plantas pudiera estacionar tan fácilmente en un puerto que aparentemente no parecía tan elaborado.

La visita a Trieste puede hacerse a pie y con un día tenéis suficiente para haceros una idea de la ciudad y visitar sus lugares más emblemáticos. A su vez, la ciudad también tiene un autobús turístico. Los billetes salen por 5,20 euros y podéis cogerlo en la piazza Libertà.

Yo usé el método tradicional de las piernas y, aunque existen unas cuantas rampas, es una agradable ciudad con múltiples terrazas para tomar un café y reposar durante la visita. Y es que tomar un café en Trieste es tarea obligada. Los establecimientos todavía respiran ese estilo delicado que recuerda a Viena y a su histórico pasado austrohungaro. Además el café es made in Italy así que la calidad está asegurada.

Piazza de l'Unità d'Italia en Trieste

Pin
Send
Share
Send