Viajes

¿Realmente es peligroso usar el móvil en un avión?

Pin
Send
Share
Send


Aviso para apagar equipos electrónicos (AirEuropa de Palma a Ibiza) (c) Avistu

No hay ningún accidente confirmado en la historia de la aviación debido al uso de teléfonos móviles u otros dispositivos electrónicos de los pasajeros durante el vuelo. Más claro no se puede decir y, sin embargo, antes de que despegue cada uno de los 80 vuelos comerciales anuales, en cualquier parte del mundo por megafonía nos pedirán que apaguemos nuestros móviles y aparatos electrónicos.

Y que no os vea el personal de a bordo que no respetáis esa norma. Durante un vuelo entre Dublín y Madrid cuando la azafata observó mis auriculares y, aunque la luz de “abrocharse el cinturón” estaba apagada, me indicó que debía desconectar el móvil. Amablemente le indiqué que mi Nokia 5310 (era el año 2008) estaba en modo vuelo pero no le importó, sacó la revista de la aerolínea del compartimento, buscó la página adecuada y con un triunfal dedo me indicó la sagrada letra impresa, “los móviles deben permanecer apagados durante el vuelo”.

“Entonces, ¿para qué narices hay un modo vuelo en mi móvil” pensé yo.

¿Interfieren los teléfonos móviles con los instrumentos de un avión? (c) Avistu

Parece que a este respecto los tres jugadores de este partido (los fabricantes de aviones, los operadores de los mismos y los organismos de aviación) no se ponen de acuerdo con los fabricantes de móviles. De hecho, la coordinación brilla tanto por su ausencia que hay aerolíneas que no permiten que se enciendan los móviles desde que se cierran las puertas mientras otras autorizan que se haga si están en modo vuelo.

En Estados Unidos, por ejemplo, la prohibición emana tanto de la FAA (Administración Federal de Aviación) que es la que se encarga de las cuestiones de seguridad aérea, como de la FCC (la Comisión Federal de Comunicaciones), que regula cuestiones de telefonía, radio y televisión, entre otras. ¿Por qué es esto? Pues porque las comunicaciones pueden verse afectadas cada vez que los 300 pasajeros de un avión comercial pasan cerca de una torre de telefonía con sus móviles, tabletas y ordenadores encendidos a 1 pies de altitud.

La principal teoría detrás del “no enciendan sus móviles” y otros aparatos electrónicos (ordenadores portátiles, reproductores de MP3, DVD y televisiones portátiles, etc.) es que las emisiones electromagnéticas que se producen durante su funcionamiento podrían interferir con los instrumentos del avión. El fenómeno puede asimilarse a lo que ocurre cuando acercas un móvil a un altavoz y los cables del mismo actúan como antenas, provocando ese molesto ruido que todos hemos sufrido alguna vez.

Los equipos del avión son básicamente radios (emisores y/o receptores en alguna banda del espectro electromagnético), y se usan para comunicarse con la torre de control, para enviar datos de posición, radares meteorológicos y de navegación, etc. Si alguien enciende un móvil (que puede generar una potencia de hasta 3 w) podría interferir con las mismas y alterar las comunicaciones, de voz y datos.

En caso de que en el cableado del aparato hubiera alguna zona indebidamente aislada, en la cabina se podrían recibir - por las interferencias - datos erróneos. Y como un teléfono encendido intercambia información con las antenas de telefonía a su alrededor regularmente, lo esté usando su propietario o no, todo ello, podría provocar un accidente aéreo si se permite el uso a los pasajeros de aparatos electrónicos a bordo.

Sin embargo hay varios factores que ponen en duda esa afirmación.

Los teléfonos móviles de los pasajeros en un aeropuerto ¿no afectan a los instrumentos de vuelo? (c) Avistu

Pin
Send
Share
Send